Blogia
cafesconlules

Escribiendo

Espero

Espero Y mientras dudo, espero.

Y mientras espero
deseo que llegues amor,
como lo hace la brisa
que acaricia mis mejillas
y me trae tu sonrisa.

Y mientras llega esa brisa.espero.

Y mientras espero
veo pasar el tiempo
color plata en mi jardín,
y cada segundo que pasa
es un tormento sin ti.

Y mientras pasa el tiempo.espero

Y mientras espero, sueño
que me enseñaste a querer
y tus segundos de ausencia
son horas de padecer.

Y mientras padezco.espero.
porque.siempre te espero.a ti.

y a tus palabras suaves, dulces y acaso ese beso que siempre las acompañan.

Un beso para ti...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Cuando empece ...

Cuando empece ... Cuando empecé a quererme con todos mis defectos y todas mis virtudes, la vida me cambio de un modo maravilloso y misterioso.
Abrí el corazon empecé a ver el mundo desde muchos ojos distintos.

Cuando empecé a quererme dejé de conformarme con poco.

Cuando empecé a quererme descubrí mi bondad.

Cuando empecé a quererme empecé a tomarme en serio y con gratitud el regalo de la vida.

Cuando empecé a quererme empecé a saber que estaba en el lugar adecuado ... en
el momento oportuno y entonces pude relajarme.

Cuando empecé a quererme sentí una fuerza que me obligaba a bajar el ritmo y eso lo ha cambiado todo.

Cuando empecé a quererme empecé a apreciar la soledad de estar rodeada de silencio,
sobrecogida ante su encanto, escuchando el espacio interior.

Cuando empecé a quererme descubrí que no soy especial, pero que sí soy única.

Cuando empecé a quererme redefiní el éxito y la vida se convirtió en algo muy sencillo.

Cuando empecé a quererme descubrí que no tengo que perseguir a la vida, si me
quedo quieta y tranquila, la vida viene a mí...

Queridos todos: me voy

Queridos todos:  me voy Volveré cuando sepan dónde están guardadas las bolas de naftalina, cuando nuestra casa ya no tenga secretos para ninguno de Uds., cuando sean capaces de descifrar los códigos de los botones de la lavadora, cuando logren reprimir el impulso de llamarme a gritos si se acaba la pasta de dientes o el papel higiénico.

Volveré cuando estén dispuestos a llevar conmigo la corona de reina de la casa.

Cuando no me necesiten más que para compartir.

Ya sé que me echarán de menos, estoy segura. También yo a ustedes, pero sólo desapareciendo podré rellenar los huecos que su cariño me produce.. Sólo podré estar segura de que verdaderamente me quieren cuando no tengan necesidad de mí para comer o para vestirse o para lavarse o para encontrar las tijeras.

Ya no quiero ser la reina de la casa, estoy harta, me he cansado de tan gran responsabilidad y he caído en la cuenta de que si sigo jugando el papel de madre súper no lograré inculcarles más que una mentalidad de súbditos. Y yo los quiero libres y moderadamente suficientes y autónomos.

Ya sé que su comportamiento conmigo no es más que un dejarse llevar por mi rutina; también por eso quiero poner tierra por medio. Si me quedo, seguiré poniéndoles todo al alcance de la mano, jugando mi papel de omnipresente para que me quieran más.

Sí, para que me quieran más.!!! Me he dado cuanta de que todo lo que hago es para que me quieran más, y eso me parece tan peligroso para ustedes como para mí. Es una trampa para todos.

Palabra de honor que no me voy por cansancio, aunque sea desgastante dormirse todas las noches pensando en la comida del día siguiente y hacer las compras a los saltos cuando vienes del trabajo y, a la larga, pesa mucho la manía de ver siempre un velo de polvo en los muebles cuando me siento un rato en el sofá, y la perenne atracción hacia la escoba y la cera.

Pero no es sólo por eso. No.!!

Tampoco me voy porque esté harta de poner la lavadora mientras me desabrocho el abrigo ni porque quiera estar más libre para hacer carrera en mi trabajo. No. Hace ya mucho tiempo que tuve que elegir una perpetua interinidad en mi profesión porque no podía compatibilizar una mayor dedicación mental al trabajo profesional con la lista de la compra. Me voy para enseñarles a compartir, pero sobre todo me voy para ver si aprendo a delegar.

Porque si lo consigo, no volveré nunca más a sentirme culpable cuando no saquen notas brillantes o cuando se quemen las lentejas o cuando alguno no tenga camisa planchada que ponerse.

La culpa de que sea imprescindible en casa es sólo mía, así que
desapareciendo yo por unos días, se darán cuenta ustedes de que la monarquía doméstica es fácilmente derrocable y quizá yo pueda aprender la humildad necesaria para ser, cuando vuelva, una más entre la plebe.

Cuando encuentren la naftalina no dejen de avisarme. Seguro que para entonces yo también habré aprendido a no ser tan excesivamente buena.
Puede ser que ese día no nos queramos más, pero seguro que nos querremos mejor.

Besos. Mamá.

Un ser humano, como TU...

A lo largo de mi vida

A lo largo de mi vida A lo largo de mi vida,
he conocido muchas clases diferentes de personas.

He conocido hombres sensibles y cariñosos,
y hombres crueles y calculadores.

He conocido mujeres sinceras y honestas,
y mujeres celosas llenas de odio.

He visto sonrisas llenas de mentiras y
lágrimas empapadas de verdades.

He compartido tiempo con los que me han necesitado y
he estado sola cuando lo necesitaba.

He estado relacionada con personas que eran soñadoras pero no ejecutivas,
y con otras que hacen promesas pero que jamás las cumplen.

He aprendido a comprender todas esas personalidades y
a evitar a aquellos que traen tristeza a mi vida.

Mi alma desea encontrarse con los que todavía creen en las verdades de la vida, honestidad, sinceridad ,
compasión y de verdadera amistad.

Pero, sobre todo, ansío conocer a esas pocas personas
que realmente saben lo que es el amor y
como ser una persona amorosa de verdad.

Anhelo encontrar un lugar en el que la gente pueda reunirse y
conversar acerca de las cosas que importan, tales como ser amigos y
preocuparse por los sueños en los que todos creemos.

Anhelo un tiempo en el que la amistad y el amor
sean la parte más importante y la mejor de nuestras vidas.
(Hidrobo Alida)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vida

Vida Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado...

Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y
necesitarás perdonarlas...

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma... descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las
distancias, y que no importa qué es lo que tienes, sino a quién tienes en la
vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, sólo por el placer de disfrutar su compañía.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la ultima vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen
influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser
flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa
cuán delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado. Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo
tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar
que alguien te traiga flores.

Entonces y sólo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía más. Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla.

William Shakespeare

Queda totalmente prohibido ...

Queda totalmente prohibido ... Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos...

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños...

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor...

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas...

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden
olvidar a toda la gente que te quiere...

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro...

Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte.
Olvidar sus ojos, su risa, todo porque sus caminos han dejado de abrazarse
olvidar su pasado y pagarlo con su presente

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha...

Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a Dios por tu vida,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita...

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual...

Aventurarse a vivir

Aventurarse a vivir Para vivir es necesario coraje

Tanto la semilla intacta como la que rompe su cáscara,
tienen sus mismas propiedades.
Sin embargo , sólo la que rompe su cáscara es capaz de
lanzarse a la aventura de su vida.

Esta aventura requiere una osadía: descubrir que no se puede
vivir a través de la experiencia de los otros,
y estar dispuesto a entregarse.

No se puede tener los ojos de uno, los oídos de otro, para saber
de antemano lo que va a ocurrir, cada experiencia es diferente
de la otra.

No importa lo que me espera, yo deseo estar con el corazón
abierto para recibir.

Que yo no tenga miedo de poner mi brazo en el hombro de alguien,
que yo no tema hacer algo que nadie hizo antes.

Déjenme ser tonta hoy, porque tal vez mi tontería es todo lo
que tengo para dar esta mañana, y mañana, quién sabe,
quizás sea un poco mejor, y hasta quizás, un poco sabia.

Cuando dos personas se encuentran, deben ser como dos lirios
acuáticos que se abren lado a lado, cada una mostrando
su corazón dorado y reflejando el lago, las nubes y el cielo.

No logro comprender por qué un encuentro genera siempre
lo contrario de esto: corazones cerrados y temor a los sufrimientos.
¡Hay que animarse a vivir!

"Hay quienes desafian la muerte, porque no saben desafiar
la vida".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres